Asociados germano-mennonitas

Desde 1927 los menonitas inmigraron en diferentes grupos al Paraguay, que ofreció las deseadas condiciones para la fundación de asentamientos agropecuarios y para el desarrollo cultural, religioso y educativo. Después de más de ocho décadas de existencia en el país y un largo proceso de integración y adaptación, los menonitas se sienten parte de su nueva patria, y mantienen el deseo de brindar su aporte al desarrollo sostenido en los aspectos económico, cultural, social y religioso del Paraguay, aunque se tiene una identidad propia.

Los menonitas inmigrantes en el Paraguay son al mismo tiempo un prupo étnico y una iglesia cristiana - menonita. Su particular historia de migración por varios siglos los ha transformada de iglesia en una étnia con sus rasgos culturales propios. Así pues dentro de las colonias existe una iglesia menonita, de la cual no todos los colonos forman parte, ya que no cumplen con las normas y los principios de la iglesia. Los menonitas bautizan a las personas en base a una profesión de fe personal en Cristo Jesús como Salvador y piden ser bautizados, para luego ser miembros

comprometidos en la iglesia. Los niños, y otras personas adultas no bautizadas, no forman parte de la iglesia menonita. De ahí se entiende que pueda haber iglesias menonitas - y las hay - entre otros grupos étnicos que han aceptado las doctrinas menonitas.

En nuestro país el concepto “menonita” generalmente se relaciona con un grupo étnico inmigrante, de origen norteamericano o europeo, y abarca a sus descendientes. En el Paraguay viven unos 31.000 menonitas inmigrantes y sus descendientes, de los cuales la mitad son bautizados.  

Fuente: www.acomepa.org